Tag: valores

Buen Gobierno Corporativo

El buen gobierno corporativo va más allá de las empresas cotizadas, de hecho, teniendo en cuenta de que aproximadamente el 98% de las empresas son no cotizadas, va mucho más allá. Así pues, entendemos el gobierno corporativo como un conjunto de buenas prácticas de la empresa con su consejo de administración, sus accionistas y otros stakeholders, independientemente si cotiza en el mercado continuo o no. No olvidemos que en España, por ejemplo, hay una gran tradición de empresas familiares de varias generaciones (sobre todo en el sector de la alimentación y bebida) las cuales tienen la necesidad de aplicar el buen gobierno corporativo para gestionar eficientemente la relación con sus grupos de interés. Con la dificultad añadida de hacerlo en un entorno privado y seguro.

“El gobierno corporativo es un conjunto de buenas prácticas de la empresa con su consejo de administración, sus accionistas y otros stakeholders, independientemente si cotiza en el mercado continuo o no.”

Además, también hay que tener en cuenta el auge de empresas de nueva creación (la gran mayoría de base tecnológica, o sea, startups) que necesitan el apoyo de varios socios inversores para poder crecer rápidamente. Para dichos inversores, es indispensable que el emprendedor tenga plena conciencia del buen gobierno corporativo para manejar la compleja relación que se crea entre ellos. Y, no nos engañemos, también lo es para la propia empresa si quiere crecer sin que ello sea un auténtico quebradero de cabeza que le impida centrarse en su core-business.

“Si una startup quiere crecer sin que ello sea una tarea que le impida centrarse en su core-business, debe aplicar los cánones del buen gobierno corporativo desde sus inicios.”

Uno de los pilares fundamentales del buen gobierno corporativo es la comunicación. De hecho, desde mi punto de vista, es el factor clave. Desde otras perspectivas, se abogará por la transparencia pero, en mi opinión, una buena comunicación implica la dosis exacta de transparencia y, por el otro lado, más transparencia no implica un buen gobierno corporativo. Me explico, un exceso de transparencia genera una alarma innecesaria a los stakeholders que, internamente, se debe saber controlar y comunicar a su debido tiempo y de la forma correcta. Incluso para las sociedades cotizadas, donde más se vela por el inversor, una reciente regulación Europea sobre el “cumplir o explicar” da una posibilidad de “escaqueo” a las empresas siempre y cuando lo justifiquen:

7. El artículo 20, apartado 1, de la Directiva 2013/34/UE obliga a las empresas admitidas a cotización a dar explicaciones en caso de no aplicación de las recomendaciones del código al que estén sujetas o que hayan decidido aplicar voluntariamente.

8. A   efectos   del   apartado   7,   las   empresas   deberían   indicar   claramente   qué recomendaciones específicas no han aplicado, y, para cada caso de no aplicación de una recomendación individual:

  • explicar de qué manera han desatendido esa recomendación;
  • describir las razones para ello;
  • describir cómo adoptaron la decisión de desatender la recomendación;
  • cuando la no aplicación sea temporal, explicar cuándo prevén atender una recomendación específica;
  • cuando proceda, describir la medida adoptada en lugar del cumplimiento de la recomendación y explicar cómo contribuye esa medida al logro del objetivo subyacente de la recomendación específica o del código en su conjunto; o aclarar cómo contribuye a la buena gobernanza empresarial.

9. La información mencionada en el apartado 8 debería ser lo suficientemente clara, exacta y   completa   como   para   permitir   que   los   accionistas,   los   inversores   y   otras   partes interesadas evalúen las consecuencias derivadas de la no aplicación de una recomendación específica.   Además,   debería   hacer   referencia   a   la   situación y   las   características   y específicas de la empresa, como su tamaño, estructura o propiedad, o cualesquiera otras características pertinentes.

Además, la CNMV ha redactado consideraciones adicionales dentro del marco de la recomendación de la Comisión Europea. Podéis leerlo todo en este documento.

“Un exceso de transparencia puede crear una alarma innecesaria a los stakeholders. Así que, internamente, se debe saber controlar la información y comunicar a su debido tiempo y de la forma correcta.”

Por otro lado, el buen gobierno corporativo no puede ser sólo un conjunto de “buenas intenciones” sino que, como en las empresas cotizadas, tiene que ser un conjunto de medidas ejecutadas para el beneficio de la empresa y sus stakeholders. De este modo, las empresas cotizadas nos muestran que estas buenas prácticas no pueden ejecutarse de manera óptima sin digitalizar este proceso aun si no lo tienen tan complicado como las no cotizadas, ya que su información debe ser pública. Entonces, ¿en qué plano quedan las empresas no cotizadas? ¿Cómo pueden gestionar el buen gobierno corporativo sin que sea una odisea?

Buen Gobierno Corporativo en empresas no cotizadas

 

buen-gobierno-corporativo-consejo-de-administracion

Buen Gobierno Corporativo – Reunión del Consejo de Administración

Primero de todo, debemos saber qué tiene que hacer una empresa, como mínimo, para estar dentro de las buenas prácticas del gobierno corporativo:

  • Realizar, como mínimo, una reunión anual con los accionistas para tratar el orden del día y donde se debería informar, consultar y decidir sobre:
    • los temas estratégicos de la empresa
    • las cuentas de la empresa
    • las previsiones de la empresa
    • temas operativos de la empresa
  • Mantener informados a los stakeholders de los hechos relevantes de la compañía
  • Mantener informados a los stakeholders internos de la evolución de los KPIs que la empresa crea necesarios
  • Tener a disposición de los accionistas documentos relevantes de la compañía

Os adjunto un excelente informe que realizó el pasado año Rusell Reynolds donde toma el pulso sobre estos temas en la empresa familiar a nivel Europeo. También os dejo una infografía muy completa realizada por KPMG sobre las claves del buen gobierno corporativo para las sociedades cotizadas en el mercado continuo.

Es fácil ver que para estar al día sobre el buen gobierno corporativo hace falta dedicarle tiempo y recursos pero, también, es fácil ver que tiene un impacto muy positivo para el óptimo funcionamiento de la empresa. Se habla mucho de conseguir el engagement de los clientes pero dejamos de lado erróneamente el engagement de los stakeholders internos que son los que más pueden hacer por la empresa. Obtener fluidez en este engranaje interno es clave para el devenir de cualquier empresa.

Para conseguir optimizar esta gestión, os dejo un link donde podréis encontrar una herramienta que ayuda a las empresas a estar al día del buen gobierno corporativo.

Fdo. Guillem Comí.

¿Qué es el crowdimpacting? Invierte con valores

Actualmente asistimos a un importante cambio de mentalidad en nuestra sociedad, provocado en gran parte por la situación de crisis financiera, que nos ha llevado a una profunda reflexión sobre qué motivos condicionan las decisiones económicas de nuestro día a día. Hasta ahora, no se tenían muy en cuenta las repercusiones éticas que existen detrás del consumo, el ahorro o la inversión, pero cada vez es mayor el número de personas que considera que ética y economía deben ir de la mano. Estamos asistiendo a un momento lleno de nuevas oportunidades para la creación de empresas y nuevos cambios en la forma de invertir, un momento en el que Internet juega un papel fundamental.

Cada vez hay más inversores, profesionales y minoristas que optan por financiar proyectos que reflejan una visión ética del mundo y generan un impacto positivo. Así lo demuestra el último informe ‘Las inversiones de impacto en España. Percepción, iniciativas y tendencias’ que acaba de publicar Spainsif y que sitúa a España como un país donde la inversión de impacto social empieza a tener cierto calado, aunque se trata de un fenómeno aún incipiente.

Según EuroSif, esta tipología de inversión registró 87 millones de euros en España en 2013. A nivel mundial la cifra se dispara hasta los 60.000 millones de dólares, de acuerdo con el último informe de JP Morgan y Global Impact Investing Network (GIIN).

En paralelo, cada vez más gente impulsa proyectos empresariales innovadores cuya misión es solucionar un problema social o medioambiental, es lo que llamamos emprendimiento con valores positivos, que poco a poco se consolida en nuestro país, donde existen más de 30.000 empresas sociales y la economía verde representa el 2,4% del PIB, con 61.000 compañías. A pesar de estas cifras, en España el último informe del GEM (Global Entrepeneurship Monitor) indica una tasa de actividad en este sector del 0,5%, el menor índice a nivel europeo.

“Cada vez más gente impulsa proyectos empresariales innovadores cuya misión es solucionar un problema social o medioambiental, es lo que llamamos emprendimiento con valores positivos

Con el objetivo de potenciar la inversión y el emprendimiento con valores en España surge la Bolsa Social, una plataforma de crowdimpacting, que utiliza la fórmula del equity crowdfunding, en la que los inversores adquieren directamente participaciones en el capital de empresas con impacto social positivo con el fin de obtener una rentabilidad integral, es decir, un beneficio no sólo económico, sino también social y medioambiental.

La Bolsa Social es la primera plataforma de crowdfunding en ser autorizada por la CNMV en España, como exige la Ley 5/2015 de Fomento de Financiación Empresarial. El auge del crowdfunding, que según Massolution a lo largo del 2015 podría alcanzar los 34.400 millones de dólares, demuestra que está cambiando no sólo la forma de financiar las nuevas empresas, sino también de generar visibilidad. Una visibilidad que se traduce en nuevos clientes y aliados.

A través de la modalidad de equity crowdfunding, la Bolsa Social permite que proyectos empresariales innovadores consigan capital de una manera ágil, sencilla y transparente a través de la red de inversores de impacto social adscritos a la plataforma, que incluye a inversores minoristas, business angels e inversores institucionales.

Crowdimpacting, que utiliza la fórmula del equity crowdfunding, en la que los inversores adquieren directamente participaciones en el capital de empresas con impacto social positivo con el fin de obtener una rentabilidad integral, es decir, un beneficio no sólo económico, sino también social y medioambiental”

En la plataforma sólo tienen cabida proyectos de empresas con un modelo de negocio probado, escalables y que generen un impacto social o medioambiental medible. Para su selección, la Bolsa Social analiza cada proyecto través de su Comité de Selección, en el que participa Analistas Financieros Internacionales (AFI), y pone a disposición de los inversores toda la información de cada una de las empresas, para que puedan valorar en qué proyectos invertir.

Las tres primeras empresas que inician la campaña para conseguir financiación, a partir del próximo 28 de octubre, son:

  • Nostoc Biotech, que tiene como misión reducir la aplicación de químicos en la agricultura, reequilibrar los suelos y preservar su salud a través de productos agrícolas naturales como biofertilizantes elaborados con productos biológicos.
  • Utopic_US,una compañía dedicada a la economía colaborativa que promueve un modelo organizativo y social basado en el coworking, la creatividad, la responsabilidad individual y la transparencia.
  • Wake App Health, un consolidado proyecto de mHealth dedicado al desarrollo de estrategias de intervención en salud a través de la tecnología móvil. En sus tres años de vida ha creado un total de 11 apps para dar respuesta a problemas de salud y es la primera incubadora de mHealth en España, actuando como catalizadora de otros proyectos que se están desarrollando en el sector.

La Bolsa Social quiere formar parte activa de este periodo de cambios y nuevas oportunidades y aspira a ser el foro para inversores y empresas con valores, con el objetivo de contribuir a mejorar la sociedad y cuidar del medio ambiente. Como afirma Jose Moncada, fundador y CEO de la plataforma: “se está produciendo un cambio de mentalidad, por lo que el crowdfunding de inversión tiene un gran potencial. La gente cada vez es más consciente de que puede aplicar sus valores cuando decide ahorrar o invertir y que esto no tiene porqué estar reñido con la búsqueda de rentabilidad”.

Fdo. Bolsa Social