La digitalización está obligando a las empresas tener una mayor transparencia y excelencia en su gobierno corporativo y en la comunicación con sus accionistas y stakeholders. Las tecnologías crecen a un ritmo muy elevado y las empresas necesitan seguirlo para mantenerse competitivas. Una empresa que no se adapta queda obsoleta.

Las Juntas de Accionistas y reuniones de consejo son, en general, el principal canal de comunicación de las empresas con sus accionistas. Ahora mismo nos encontramos con una fuerte tendencia de uso de tecnologías para facilitar la participación y el compromiso de los participantes.

Aunque las reuniones sigan siendo presenciales, en su mayoría, se están buscando maneras de automatizar y potenciar los procesos anteriores y posteriores (convocatorias, envío de documentación, confirmación de asistencia, seguimiento de tareas, etc.) y la experiencia durante los encuentros (votaciones digitales, participación a distancia, etc.).

Hoy en día es común que un accionista de Estados Unidos invierta en empresas de Europa, por ejemplo.  Por eso, cada vez más, permitir la participación y el voto a distancia es un diferencial importante en la relación con los accionistas, y estimula que ellos estén más cerca del negocio y de los avances de la empresa, sin necesitar la presencia física.

Para tener una idea, según este reportaje del periódico Expansión, en 2015 “las votaciones de los accionistas a través de medios electrónicos fueron el 23% del total de los votos a distancia, frente a apenas el 2% de 2014. […] Además, la proporción de empresas cuyos accionistas utilizaron sistemas de voto a distancia alcanzó el 32% en 2015 (frente al 29,1% del año anterior)”.

Las empresas no cotizadas se enfrentan al reto de ser transparentes y mejorar la comunicación con sus accionistas, pero de manera privada y segura. Así que las tecnologías deben ser aprovechadas a favor de la seguridad de la información.

Desde Private Investments Network desarrollamos una solución completa para facilitar y potenciar la relación entre empresas no cotizadas e inversores. Algunas de las tecnologías que facilitan la gestión de las juntas de accionistas para empresas no cotizadas y que están disponibles en nuestra plataforma son:

  • Convocatorias online: uno de los problemas al convocar una Junta de Accionistas es gestionar la participación de todos, así que tener herramientas que permitan aceptar o rechazar la reunión online y hacer un control de las respuestas es esencial para las empresas.
  • Control de asistencia antes y durante la reunión: aparte de gestionar las convocatorias también es un reto acompañar y mantener un histórico de quien realmente ha asistido a las reuniones.
  • Gestión de votaciones online: en las Juntas de Accionistas se realizan votaciones para la toma de importantes decisiones. La tecnología ayuda a controlar y mantener un histórico de las votaciones, evitando que la información se pierda en el tiempo o genere confusiones. Además, la tecnología permite que sea posible delegar el derecho de voto, en los casos que el accionista no pueda participar de una reunión, sin perder la legitimidad y seguridad del voto y de la información.
  • Compartir documentación: antes, durante y después de las Juntas de Accionistas, puede surgir la necesidad de compartir documentos entre todos los asistentes. Ese proceso cuando realizado por e-mail puede generar un verdadero caos, pues la información se pierde y se crean distintas versiones de un mismo material. De este modo, herramientas que permiten compartir documentos al subirlos en un canal único facilitan mucho el control, histórico y seguridad de los datos.
  • Seguimiento de tareas generadas en la reunión: por fin, lo que se puede decir que es el principal reto actual de la relación entre empresas e inversores, es estimular el Smart Capital, donde el accionista pueda contribuir más que con solamente dinero. Así que permitir un seguimiento de las tareas determinadas en una reunión, acompañando si ha sido realizada o no y porque, es una manera de estimular y garantizar que el accionista pueda estar más próximo del negocio.

Estas herramientas permiten que la empresa ahorre tiempo y costes con gestión, tenga un mayor control de sus reuniones y ofrezca a sus accionistas y stakeholders una comunicación transparente, personalizada, segura y de acuerdo con las nuevas tecnologías y tendencias de mercado.

Es importante destacar que para disfrutar de todas las tecnologías disponibles actualmente es necesario tener un estatuto de la empresa actualizado, que permita la comunicación digital con los accionistas. Recomendamos contratar abogados especializados en el tema que puedan orientar y adaptar lo que sea necesario. En nuestra web podréis encontrar a nuestros partners que ofrecen estos servicios.

Más información: www.privateinvestmentsnetwork.com

Comentamos en otro post algunos principios básicos de la relación con los inversores, que deben ser considerados y adaptados a las nuevas tecnologías.

También hablamos de algunos puntos que determinan un buen gobierno corporativo, y las Juntas de Accionistas son parte esencial de este proceso. Además, destacamos que un buen gobierno corporativo es importante también para las empresas no cotizadas, que deben tener procesos estructurados y bien definidos así como las empresas que cotizan en bolsa: La importancia del gobierno corporativo para las no cotizadas.

Fdo. Helena Lopes

No votes yet.
Please wait...