cabeceragobiernocorp
En base al excelente estudio “Recomendaciones de Buen Gobierno Corporativo para empresas no cotizadas” realizado por IE Business School y Grant Thornton, desde Private Investments Network queremos destacar algunas recomendaciones y mejores prácticas para las empresas no cotizadas que nos parecen interesantes.

“Todas las empresas deben asegurar un entorno de calidad e integridad de la información que utilizan para que sus Consejos tomen las mejores decisiones”, según Antonio García-Lozano, Consulting Leader de Grant Thornton.

Las empresas cotizadas siguen políticas de buen gobierno corporativo que son esenciales para la relación con sus accionistas y, una pregunta lógica que se pone encima de la mesa en el estudio es: ¿porque no seguir estas políticas en las empresas no cotizadas para que consigan un consejo de administración de alto rendimiento?

“Las empresas no cotizadas constituyen el 85% del tejido industrial español. Sin embargo, la mayor parte de la legislación y de las recomendaciones vigentes en materia de buen gobierno corporativo se dirigen exclusivamente a compañías cotizadas. Extender el buen gobierno a más segmentos empresariales supone fortalecer la sostenibilidad y el desarrollo de nuestras empresas y, por extensión, de nuestra economía y de nuestra sociedad” opina Tomás Garicano, director del Centro de Buen Gobierno, profesor de la IE Business School y senior advisor en Gobierno Corporativo para Grant Thornton.

El estudio está dirigido a empresas privadas con una facturación anual de más de 750 millones de euros o una plantilla media de más de 1.500 trabajadores. Aquí separamos las principales recomendaciones:

  • Los  socios  deben  establecer  un  marco  de  gobierno  corporativo  que,  respetando  la normativa  vigente,  se  adapte  a  sus  necesidades,  a  su  tamaño  y  a  la  complejidad  de  sus operaciones
  • Es  conveniente  distinguir  entre  las actividades de gobierno, administración, aprobación y supervisión, propias del consejo de administración, de las de gestión operativa, propias de la alta dirección y de la estructura organizativa de la empresa
  • Los  miembros  del  consejo  de  administración  deben dedicar  el  tiempo  necesario  para  el desempeño  de  sus  tareas,  se  reunir  periódicamente,  asistir  a  las  reuniones convocadas y contar con la información oportuna, el asesoramiento preciso y la formación adecuada
  • Para garantizar un transparencia informativa, es  recomendable  que las empresas  divulguen en un canal oficial  los  informes preceptivos  o  voluntarios  (independencia  del  auditor,  informes  de  las  comisiones  de auditoría  y  de  nombramientos  y  retribuciones,  cuando  existan,  operaciones  vinculadas  y responsabilidad social corporativa)
  • Debe existir un sistema de información que permita el estudio previo de los temas a tratar antes de las reuniones y juntas, facilitando la comunicación entre los miembros y optimizando los encuentros presenciales
  • Es recomendable mantener actas suficientemente exhaustivas. Las actas de las reuniones del consejo de administración son el reflejo de lo acontecido en dichas reuniones y de la relevancia y profundidad de los asuntos tratados. Deben ser lo suficientemente amplias como para plasmar tanto los asuntos tratados, como las opiniones  vertidas  por  los  consejeros  y  las  decisiones  tomadas,  evitándose  las  versiones telegráficas
  • Es importante disponer de un  sistema  de  relación  con  los  accionistas  que  permita  conocer  sus  opiniones,  intereses  y expectativas, particularmente cuando no se hallen  representados todos ellos en el consejo de administración. El sistema debería tener un enfoque de relación continuada a lo largo del tiempo, buscando una relación periódica que vaya más allá de las reuniones del consejo de administración o de la celebración de la junta general anual
  • Se debe comunicar como mínimo: información financiera  y  no  financiera,  interna  y  externa,  histórica,  presente  y  futura  y  que  contemple como  mínimo  los  asuntos  relacionados  con  la  situación  presente  y  las  perspectivas financieras  de  la  empresa,  el  plan  estratégico  y  su  implementación,  los  riesgos,  el cumplimiento normativo, el mercado y los competidores y los aspectos relacionados con la gestión interna y los recursos humanos

Desde Private Investments Network, ofrecemos una herramienta que permite a las empresas no cotizadas seguir estas políticas dentro de un entorno privado y seguro, aportando soluciones para potenciar la relación con los accionistas y otros stakeholders internos.

Las funcionalidades de nuestra plataforma permiten mantener una comunicación transparente, segmentada y segura, gestionando procesos como; reuniones, tareas, métricas, documentos e, incluso, ampliaciones de capital.

Si quieres conocer más detalles de cómo Private Investments Network ayuda a las empresas, haz clic aquí.

No votes yet.
Please wait...