Category: Tendencias (page 2 of 2)

Las inversiones en las startups: ¿burbuja o tendencia sostenida?

Nunca antes se había invertido tanto en las startups en España como hasta ahora. Según datos de Venture Watch, las inversiones en las startups en España han llegado a su record en 2015, alcanzando 600 millones de euros invertidos, un aumento de casi el 83% con respecto al volumen recaudado el año anterior, en el que se alcanzaron los 326 millones de euros.

Con esto, empieza un debate sobre el futuro del sector y la pregunta que todos se hacen es si se podrá crear una burbuja, como fue del sector inmobiliario, o si será una tendencia sostenida.

“600 millones de euros fueron invertidos en 2015, un record en España y un 83% mayor que el volumen invertido en 2014”

François-Eric Perquel, CEO de Private Investments Network, cree que la clave para el futuro de las inversiones será la información. Él tiene más de 15 años de experiencia en el sector fin-tech y ha creado la plataforma web de Private Investments Network, que ayuda a potenciar la relación entre las empresas no cotizadas y sus inversores e inversores potenciales, mejorando la comunicación entre ellos y facilitando la obtención del Smart Capital tan deseado.

¿Cómo y por qué la inversión en startups ha llegado a este auge en España?
Hemos tenido en los últimos años la conjunción de varios factores.  El principal de los cuales ha sido la política monetaria laxa de la Federal Reserve y más recientemente de Banco Central Europeo tal como lo explicamos en un post reciente aquí en el blog de Private Investments Network. El dinero disponible ha parcialmente acabado en el sector tecnológico inflando las valoraciones y aumentando el interés de los inversores por los altos retornos percibidos a través de la imagen mediática de algunas operaciones destacadas.

Este fenómeno iniciado en los EEUU se está trasladando a Europa en los dos últimos años. Por una parte el interés de los grandes fondos norteamericanos que se han dado cuenta de que podían encontrar proyectos tecnológicos globales en el extranjero y aprovecharse de valoraciones inferiores y de la otra la estructuración de un ecosistema local en todas las regiones tecnológicas europeas en las cuales podemos destacar en España: Barcelona, Madrid y en menor medida Valencia. Todo esto explica la aparición de operaciones de un tamaño nunca visto antes de 2014.

“El dinero disponible ha parcialmente acabado en el sector tecnológico inflando las valoraciones y aumentando el interés de los inversores por los altos retornos percibidos a través de la imagen mediática de algunas operaciones destacadas”

¿Este logro es positivo para la economía Española?
Si miramos a corto plazo es muy positivo. No solamente genera una inyección de capital extranjero en la economía del país, sino que también facilita la internacionalización precoz de proyectos con alto potencial posicionando España en el mapa mundial de la innovación tecnológica. Otro factor positivo es que hace aparecer un tejido inversor y un ecosistema propicio (con reinversión de emprendedores de éxito en otras empresas) al desarrollo de nuevas empresas que estén en el marco de la 3ª revolución industrial en curso.

¿Existe un riesgo en este alto crecimiento?
Cualquier moneda tiene dos caras: mientras los inversores se encuentren confortables invirtiendo en estos sectores y el flujo de dinero siga abundante, este crecimiento puede seguir tal como está. El problema a medio largo plazo es si el ecosistema no anticipa el cambio de ciclo. Es decir, cuando los inversores empiecen a preocuparse más por sus inversiones y que el flujo de dinero sea menos abundante. En ese momento será necesario que las empresas tengan un sistema de información eficaz para que sus inversores, suficientemente rodados, puedan mantener la confianza y evitar situaciones difíciles para ellas (falta de financiación, problemas jurídicos con los inversores, aumento de tensiones en tesorería, etc.).

“El aumento de las inversiones en startups en España es positivo a corto plazo, pues genera una inyección de capital extranjero en la economía del país y facilita la internacionalización precoz de proyectos con alto potencial”

¿Cómo será el futuro de las inversiones en las startups en España?
Soy muy optimista: España tiene una fuerte capacidad emprendedora, una formación de alto nivel, una economía competitiva y, además, tiene una gran facilidad para atraer talento internacional ya que la calidad de vida en este país es muy buena.

¿Startup y sostenible es un binomio imposible?
No diría que es imposible. Es difícil ya que, como cualquier veterano del capital riesgo sabe, existen ciclos brutales en la inversión en empresas no cotizadas. Dicho de otra manera, son como olas y, cuando éstas se retraen, es muy complicado llegar a la playa. Y para poder llegar en ese momento es mejor tener pie y fuerza para caminar hasta la orilla.

¿Cómo se puede hacer para que las inversiones sean sostenibles en el tiempo?
La sostenibilidad de las inversiones pasa por la sostenibilidad de las empresas y credibilidad de sus emprendedores. Para ello, la calidad de la información a los inversores, a lo largo de la vida de la empresa, es la manera de pisar fuerte la arena y de poder caminar a contracorriente de la ola que se retrae hasta la orilla. “Por eso creamos una herramienta que pudiera centralizar y sistematizar de manera fácil la comunicación y, por lo tanto, fortalecer la relación entre la empresa y los inversores.

“España tiene una fuerte capacidad emprendedora, una formación de alto nivel, una economía competitiva y, además, tiene una gran facilidad para atraer talento internacional ya que la calidad de vida en este país es muy buena”

¿Crees que con esta herramienta se puede apoyar esa sostenibilidad en este contexto?
Sí, como he dicho, la transparencia con la información es esencial y esto genera confianza con el inversor, lo que hace que la relación se mantenga en el tiempo y las posibilidades de sostenibilidad aumenten considerablemente.

¿Qué papel tiene el inversor en las startups?
Depende de ellos. Algunos se presentan como puros socios financieros cuyo valor añadido es la capacidad de invertir (y eventualmente reinvertir) en los proyectos de manera discriminatoria. Otros están dispuestos a aportar valor no monetario sea a cambio de participación (es el caso de muchas incubadoras y de las inversiones de media for equity entre otros) o únicamente como complemento desinteresado de su inversión. En este último caso se habla de smart capital. Cuando el empresario tiene inversores que aportan este Smart capital, el mayor problema para el empresario es conseguir aprovechar este recurso de la manera más eficiente y para ello necesita una metodología que lo facilite.

¿Este papel va a cambiar en los próximos años?
Creo que es probable que el Smart Capital, si se sabe aprovechar, cobrará más importancia. Al final, el capital humano es un valor que, si se elige bien, muchas veces supera el monetario. Además, no fluctúa tanto y sus efectos no están sometidos a una probable diversificación de los sectores de interés por parte de los inversores con su consecuencia de reducción del flujo de dinero para las startups tecnológicas. Si consigues un Smart Capital, puede que existan factores que van más allá del dinero que hagan que quiera colaborar al máximo para conseguir el éxito de la startup.

“Cuando el empresario tiene inversores que aportan el Smart Capital, el mayor problema para el empresario es conseguir aprovechar este recurso de la manera más eficiente y para ello necesita una metodología que lo facilite”

¿Dónde quedan los fondos de capital riesgo más clásicos en este escenario?
Probablemente, siendo un entorno en donde la competitividad está creciendo mucho (ahora mismo está más cerca de un lago rojo que de un lago azul), algunos fondos de capital riesgo quieran reinventarse como lo demuestra el estudio que está realizando actualmente Active Ventures Partners para posicionarse mejor en un entorno que evoluciona deprisa con la aparición de una coopetición creciente entre los inversores individuales (business angels y crowdfunders), los financieros del sector (venture capital) y la entrada en el mercado de muchísimos otros actores financieros (corporate ventures, pledge funds, mercados de no cotizados, corporate finance boutiques, etc.).

¿Cómo se adaptarán los inversores?
Nosotros hemos estandarizado la relación entre empresa e inversor, a través de la herramienta Private Investments Network, para ayudar a todos los actores del ecosistema a mejorar la comunicación con sus inversores, la optimización de la gestión de la cartera de no cotizadas para los inversores y la gestión de su Smart Capital. Creemos que este es el camino a seguir para que la inversión en empresas no cotizadas sea un entorno lo más transparente y seguro posible. Sabemos que esto beneficia a todos: inversores, empresas y, por lo tanto, a la sociedad en general.

El 25 de enero Private Investments Network estuvo en el Smart Money 2016 en el CaixaForum de Madrid, como patrocinador principal del evento (resumen de nuestra participación).

 

Razones del auge de las inversiones en startups en Europa

Según Venture Watch, la inversión en startups en España ha llegado a su record en 2015, alcanzando 600 millones de euros invertidos, un aumento de casi el 83% con respecto al volumen recaudado el año anterior, en el que se alcanzaron los 326 millones de euros.

Hemos tenido en los últimos años la conjunción de varios factores concadenados. Un fuerte aumento de la masa monetaria americana para compensar el riesgo de deflación creado por la crisis y la reducción de la velocidad del dinero, también, debido a la crisis. En los EEUU, la banca de la reserva federal de Saint Louis publicó que el M2 pasó de 2007 de 7 millones de millones de dólares a 12,3 en 2015 y que el ratio de velocidad del dinero se redujo de 2 a 1,49 en el mismo periodo. Este dinero fue primero a parar a activos de países emergentes y, después del Tapering (primer intento de reducir los estímulos a la economía Americana en 2013), se redirigió a inversiones “especulativas” en los EEUU.

Todo esto ha provocado una concentración de inversiones en las empresas tecnológicas que, en los últimos años, ha creado un arrinconamiento del mercado a las empresas tecnológicas haciendo subir las valorizaciones como la espuma (multiplicaciones de unicornios -empresa capitalizada por encima de 1,000 millones de dólares- y apariciones de decacornios –valoradas más de 10,000 millones) creando expectativas de rentabilidades muy altas que han atraído más inversiones en este segmento hasta en sus fases más incipientes, debido a las compras realizadas a las empresas por las grandes sociedades de inversión. Además, existe una política con ciertas similitudes a las de EEUU por parte del BCE en los últimos años, que está creando los mismos factores pero con un cierto retraso.

“Todo esto ha provocado una concentración de inversiones en las empresas tecnológicas que, en los últimos años, ha creado un arrinconamiento del mercado a las empresas tecnológicas haciendo subir las valorizaciones como la espuma.”

Finalmente, los grandes fondos norteamericanos se han dado cuenta de que podían encontrar proyectos tecnológicos globales en el extranjero y aprovecharse de valoraciones inferiores. Esto ha sido reforzado por la estructuración de un ecosistema local en todas la cuencas tecnológicas europeas en las cuales podemos destacar en España: Barcelona, Madrid y en menor medida Valencia.

Esto explica la aparición de operaciones de un tamaño nunca visto antes de 2014.

Fdo. François-Eric Perquel.

Smart Capital: ¿qué es y cómo aprovecharlo?

Si eres un inversor, emprendedor o te interesa este ecosistema, seguro que ya habrás oído hablar del Smart Capital (Capital Inteligente).

El Smart Capital puede ser definido como el capital aplicado por inversores expertos que aportan más que dinero. O sea, es una inversión monetaria, pero que además ofrece conocimiento del sector y/o contactos interesantes. Conseguir este tipo de inversión puede ser un factor clave para el éxito de una startup y será un factor diferencial cada vez más importante.

Según datos de Venture Watch, la inversión en startups en España ha llegado a su record en 2015, alcanzando 600 millones de euros invertidos, un aumento de casi el 83% con respecto al volumen recaudado el año anterior, en el que se alcanzaron los 326 millones de euros.

En este escenario, las startups están buscando inversiones con valores cada vez más altos y, para tener mayor probabilidad de éxito en un contexto de fuerte competencia, la contribución del nuevo socio es esencial, ayudando a adaptar el modelo de negocio y a seguir el mejor camino para un rápido crecimiento.

“España ha llegado a su record en 2015, alcanzando 600 millones de euros invertidos, un aumento de casi el 83% con respecto al volumen recaudado el año anterior, en el que se alcanzaron los 326 millones de euros”

Un buen inversor, con fuerte perfil de Smart Capital, sería aquel que está disponible para sus empresas participadas, ofreciendo constantemente su visión de negocio, experiencias y consejos. Conocimientos de temas como recursos humanos y financieros, liderazgo, gestión de la tecnología y mejores prácticas en ventas son clave para el éxito de empresas, pero muchas veces son poco conocidos por fundadores de startups, que pueden ser jóvenes brillantes e innovadores, pero con poca experiencia en la gestión de un negocio.

Un inversor con Smart Capital también ayuda conectando sus participadas a clientes potenciales y a otros contactos que les puedan ser útiles, ya que ese tipo de inversor suele tener un amplio networking y ser conocido en el sector.

Gestionando el Smart Capital

Habitualmente, el inversor no estará en el día a día de la empresa, pero debe ser capaz de ayudar con insights que marcan la diferencia en los momentos clave, contribuyendo en la toma de decisión y, en consecuencia, para la expansión de la empresa.

Para que el inversor pueda ofrecer tanto conocimiento e información, necesitará estar informado y conocer bien a la empresa en la que invierte. La dificultad está justamente en gestionar esas informaciones, una vez que un mismo inversor suele tener una cartera con distintas empresas participadas.

Así, es necesario buscar herramientas que permitan optimizar esa relación y automatizar la gestión, centralizando las informaciones de manera sencilla y organizada. Un inversor que quiere encajarse en el Smart Capital, tiene que saber los números de sus empresas, ver las ventas, beneficios y resultados para poder acompañar sus decisiones más importantes, saber sobre su posicionamiento y hacia qué dirección van.

“El inversor no estará en el día a día de la empresa, pero debe ser capaz de ayudar con insights que marcan la diferencia en los momentos clave, contribuyendo en la toma de decisión y, en consecuencia, para la expansión de la empresa.”

Además de facilitar la máxima información de la participada al inversor, la empresa debe disponer de algún mecanismo de comunicación o herramienta que facilite la obtención del Smart Capital. De nada sirve tener en el listado de accionariado un grupo de inversores con un alto potencial de contactos e información valiosa para la empresa si no existe ningún mecanismo, proceso o herramienta que logre recolectar dicha información. Esta herramienta también debe facilitar medios para que la empresa participada pueda motivar a los inversores que pretenden ofrecer algo de Smart Capital.

¿Cómo conseguir Smart Capital?

Lo primero que debe hacer una startup que busca ese tipo de inversor es no valorar tanto la cuantía invertida, sino evaluar a los inversores analizando las otras ventajas que puedan aportar. Hay un término derivado del Smart Capital, que es el Smarter Capital (capital aún más inteligente), que significa hacer una comparación entre los inversores potenciales, evaluando pros y contras, para descubrir cuál será más útil para tu negocio.

“El Smarter Capital (capital aún más inteligente) significa hacer una comparación entre los inversores potenciales, evaluando pros y contras, para descubrir cuál será más útil para tu negocio”

Esos inversores suelen estar muy conectados y presentes en las redes sociales y en los principales eventos del sector. El evento más importante sobre el Smart Capital en España es el Smart Money, organizado por Loogic.

La primera edición de este año será en Madrid, en el próximo 25 de enero, en Caixaforum. El encuentro reúne a los inversores y los emprendedores más importantes de España. Es la mejor oportunidad para que los emprendedores puedan encontrar inversores que participen en sus proyectos de manera inteligente y para que los inversores encuentren buenos proyectos en donde invertir (leer más en http://smartmoney.events/).

Private Investments Network participa cómo uno de los sponsors principales del evento para presentar una plataforma web que ayuda a potenciar la relación entre las empresas no cotizadas y sus inversores e inversores potenciales, mejorando la comunicación y el Smart Capital. Si quiere saber más sobre la solución puede enviar un mensaje a info@privateinvestmentsnetwork.com.

Fdo. Helena Lopes

¿Qué es el crowdimpacting? Invierte con valores

Actualmente asistimos a un importante cambio de mentalidad en nuestra sociedad, provocado en gran parte por la situación de crisis financiera, que nos ha llevado a una profunda reflexión sobre qué motivos condicionan las decisiones económicas de nuestro día a día. Hasta ahora, no se tenían muy en cuenta las repercusiones éticas que existen detrás del consumo, el ahorro o la inversión, pero cada vez es mayor el número de personas que considera que ética y economía deben ir de la mano. Estamos asistiendo a un momento lleno de nuevas oportunidades para la creación de empresas y nuevos cambios en la forma de invertir, un momento en el que Internet juega un papel fundamental.

Cada vez hay más inversores, profesionales y minoristas que optan por financiar proyectos que reflejan una visión ética del mundo y generan un impacto positivo. Así lo demuestra el último informe ‘Las inversiones de impacto en España. Percepción, iniciativas y tendencias’ que acaba de publicar Spainsif y que sitúa a España como un país donde la inversión de impacto social empieza a tener cierto calado, aunque se trata de un fenómeno aún incipiente.

Según EuroSif, esta tipología de inversión registró 87 millones de euros en España en 2013. A nivel mundial la cifra se dispara hasta los 60.000 millones de dólares, de acuerdo con el último informe de JP Morgan y Global Impact Investing Network (GIIN).

En paralelo, cada vez más gente impulsa proyectos empresariales innovadores cuya misión es solucionar un problema social o medioambiental, es lo que llamamos emprendimiento con valores positivos, que poco a poco se consolida en nuestro país, donde existen más de 30.000 empresas sociales y la economía verde representa el 2,4% del PIB, con 61.000 compañías. A pesar de estas cifras, en España el último informe del GEM (Global Entrepeneurship Monitor) indica una tasa de actividad en este sector del 0,5%, el menor índice a nivel europeo.

“Cada vez más gente impulsa proyectos empresariales innovadores cuya misión es solucionar un problema social o medioambiental, es lo que llamamos emprendimiento con valores positivos

Con el objetivo de potenciar la inversión y el emprendimiento con valores en España surge la Bolsa Social, una plataforma de crowdimpacting, que utiliza la fórmula del equity crowdfunding, en la que los inversores adquieren directamente participaciones en el capital de empresas con impacto social positivo con el fin de obtener una rentabilidad integral, es decir, un beneficio no sólo económico, sino también social y medioambiental.

La Bolsa Social es la primera plataforma de crowdfunding en ser autorizada por la CNMV en España, como exige la Ley 5/2015 de Fomento de Financiación Empresarial. El auge del crowdfunding, que según Massolution a lo largo del 2015 podría alcanzar los 34.400 millones de dólares, demuestra que está cambiando no sólo la forma de financiar las nuevas empresas, sino también de generar visibilidad. Una visibilidad que se traduce en nuevos clientes y aliados.

A través de la modalidad de equity crowdfunding, la Bolsa Social permite que proyectos empresariales innovadores consigan capital de una manera ágil, sencilla y transparente a través de la red de inversores de impacto social adscritos a la plataforma, que incluye a inversores minoristas, business angels e inversores institucionales.

Crowdimpacting, que utiliza la fórmula del equity crowdfunding, en la que los inversores adquieren directamente participaciones en el capital de empresas con impacto social positivo con el fin de obtener una rentabilidad integral, es decir, un beneficio no sólo económico, sino también social y medioambiental”

En la plataforma sólo tienen cabida proyectos de empresas con un modelo de negocio probado, escalables y que generen un impacto social o medioambiental medible. Para su selección, la Bolsa Social analiza cada proyecto través de su Comité de Selección, en el que participa Analistas Financieros Internacionales (AFI), y pone a disposición de los inversores toda la información de cada una de las empresas, para que puedan valorar en qué proyectos invertir.

Las tres primeras empresas que inician la campaña para conseguir financiación, a partir del próximo 28 de octubre, son:

  • Nostoc Biotech, que tiene como misión reducir la aplicación de químicos en la agricultura, reequilibrar los suelos y preservar su salud a través de productos agrícolas naturales como biofertilizantes elaborados con productos biológicos.
  • Utopic_US,una compañía dedicada a la economía colaborativa que promueve un modelo organizativo y social basado en el coworking, la creatividad, la responsabilidad individual y la transparencia.
  • Wake App Health, un consolidado proyecto de mHealth dedicado al desarrollo de estrategias de intervención en salud a través de la tecnología móvil. En sus tres años de vida ha creado un total de 11 apps para dar respuesta a problemas de salud y es la primera incubadora de mHealth en España, actuando como catalizadora de otros proyectos que se están desarrollando en el sector.

La Bolsa Social quiere formar parte activa de este periodo de cambios y nuevas oportunidades y aspira a ser el foro para inversores y empresas con valores, con el objetivo de contribuir a mejorar la sociedad y cuidar del medio ambiente. Como afirma Jose Moncada, fundador y CEO de la plataforma: “se está produciendo un cambio de mentalidad, por lo que el crowdfunding de inversión tiene un gran potencial. La gente cada vez es más consciente de que puede aplicar sus valores cuando decide ahorrar o invertir y que esto no tiene porqué estar reñido con la búsqueda de rentabilidad”.

Fdo. Bolsa Social

¿Cambio de paradigma en la financiación?

El sector financiero está cambiando. Hasta ahora el crecimiento rápido, en este sector, era posible únicamente a través de operaciones corporativas. La vanguardia de la tecnología y la innovación están cambiando el panorama, haciendo que los pioneros que tienen facilidad de adaptación al cambio, puedan adquirir rápidamente posiciones relevantes, tal como lo demuestra el ejemplo de Kantox en el terreno del Forex.

Esta tendencia de fondo queda plasmada en un artículo de Dave Michaels para Bloomberg. En él se hacía referencia a que la U.S. Securities and Exchange Commission está revisando si permite a las bolsas de valores lanzar mercados con menos regulación para facilitar que las pequeñas empresas puedan obtener liquidez. Cuando órganos de estas características empiezan a plantearse tales cambios, es que la tendencia está llegando al punto de inflexión de todo el sector financiero.

“La U.S. Securities and Exchange Commission está revisando si permite a las bolsas de valores lanzar mercados con menos regulación para facilitar que las pequeñas empresas puedan obtener liquidez.”

Analizando más en detalle esta tendencia, nos encontramos con el primer estudio en profundidad sobre el estado de las finanzas participativas en Europa. La University of Cambridge (Judge Cambridge Business School), ha conseguido recopilar la información necesaria para mostrar, en este informe, unos datos estadísticos e históricos (recientes) sumamente reveladores.

Esta publicación nos explica que desde la crisis global financiera (en septiembre hará 7 años), la financiación alternativa ha aumentado considerablemente en EE.UU. y Europa. En particular, hace referencia a la financiación participativa (plataformas de Equity Crowdfunding, peer-to-peer lending, Crowdfunding de recompensa, Crowdfunding de donación, etc.) que ofrece a los inversores diversas maneras de invertir, alentando la innovación, generando puestos de trabajo y/o financiando causas sociales.

“desde la crisis global financiera, la financiación alternativa ha aumentado considerablemente en EE.UU. y Europa.”

Algunos de los datos que se reflejan en dicho estudio, sobre las finanzas participativas en Europa son:

  • En Europa ha crecido un 144% (2013 vs 2014).
  • En 2014 se realizaron un total de 2.957M€ en transacciones.
  • Sólo en UK, dichas transacciones se sitúan en los 2.337M€, con un crecimiento interanual (2013 vs 2014) del 159%.
  • Los países con mayor número de plataformas online, por orden de mayor a menor, son: UK, España, Francia, Alemania y Países Bajos.
  • Los países con mayor volumen de transacciones, por orden de mayor a menor, son: UK, Francia, Alemania, Suecia, Países Bajos y España.
  • 743 PYMES han sido financiadas en Europa entre 2012-2014 (excluyendo UK).

Este volumen de transacciones debe ser aún relativizado ya que si lo equiparamos con la financiación tradicional representa el 0,4 por 1000 de esta última, según los datos de la EBAN (European Business Angels Network). Así lo siguen pensando los bancos tradicionales y los estamentos reguladores y normativos. No obstante, dado su crecimiento exponencial, la financiación alternativa permite esperar que las PYMES, el mayor motor de nuestra economía global, puedan conseguir la financiación necesaria para seguir creciendo, innovar y generar empleo.

“la financiación alternativa permite esperar que las PYMES, el mayor motor de nuestra economía global, puedan conseguir la financiación necesaria para seguir creciendo, innovar y generar empleo”.

Esta esperanza es muy importante para Europa dada la reducción drástica de la financiación tradicional para este tipo de empresas, impuesta a los bancos por la tendencia actual a sobre regular para intentar eliminar el riesgo de su actividad.

Por esta razón, este modo de crear colaboraciones, más cercana y menos restrictiva, está atrayendo a las empresas e inversores. ¿Conseguirá la financiación participativa consolidarse y, en tal caso, se adaptará la Banca tradicional a este nuevo paradigma que está surgiendo?

Guillem Comí y Carme Zamudio.

Bienvenidos al Blog de Private Investments Network

Bienvenidos al Blog de Private Investments Network. Este es un blog corporativo que intentará verter luz sobre los asuntos más complejos y también, porque no, sobre los más livianos de la relación entre las empresas no cotizadas y los inversores. Nuestra intención es acercarnos a los inversores en capital, a los CEO’s, a los CFO’s, a los asesores, a los abogados, a los Family Office y, en resumen, a todos aquellos que estén próximos a la gestión de los aspectos jurídico-financieros de una empresa no cotizada.

“Este blog se propone verter luz sobre los asuntos más complejos y también, porque no, sobre los más livianos de la relación entre las empresas no cotizadas y los inversores.”

Nos respaldamos en los más de 15 años dando servicio tecnológico-financiero a diversas empresas financieras muy importantes a nivel internacional para publicar entradas con opiniones críticas, siempre actualizadas y con independencia. Tendremos un tono serio y profesional sobre informaciones generales que puedan interesar a tanto a los gestores de las empresas como a los inversores.

Esperamos que sea de su interés y, por favor, no dude en comentar las entradas en nuestro blog o proponernos algunas otras.

Newer posts